En portada, algunas de las cámaras y objetivos que empleo. Todas las imágenes, fotografías y dibujos de este blog han sido disparadas y diseñados por mí.




lunes, 29 de marzo de 2010

EL FONDO DEL PANTANO DE MEZALOCHA

 
Cuando baja el nivel del agua en el pantano de Mezalocha el fondo de barro se seca cuarteándose, es entonces cuando nos dejamos ver los que vivimos por allí. El de detrás es mi papá.

MAS ALLA DE ORION

Aunque parezca una formación de nubes de gas más allá de Orión fotografiada con el telescopio de Pasadena, que es lo que querría ser si la dejaran, esta nube estaba ayer por la tarde delante de casa, claro está que ha pasado antes por el ordenador...

lunes, 22 de marzo de 2010

LA LLAMA EN TUS OJOS

El fuego, el aire, el agua y la tierra, los cuatro elementos que sujetan el mundo físico unidos a la imaginación de un niño por la noche en la orilla del mar mirando el fuego que baila esa hipnótica danza de movimientos tan independientes como inesperados, dispara el pensamiento al plano donde las emociones se mezclan a la velocidad de la luz forzándonos a ver "imágenes" tan reales como irreales desapareciendo por un momento el tiempo y el espacio, obteniendo de esta manera una visión global de nosotros mismos en un solo instante al tiempo que nos preguntamos ¿Qué tendrá el fuego que tanto nos fascina? ¿Por qué cuando vemos una hoguera, una chimenea encendida o tan si quiera la llama titilante de una vela nos quedamos enganchados mirándola?

sábado, 20 de marzo de 2010

ESCALERA AL CIELO

Sí, están un poco lejos, pero se trata de sesenta y nueve gaviotas en la orilla del mar algo asustadas por los nubarrones que tienen encima cuando de pronto un rayo de sol les devuelve la esperanza. Cada poco tiempo y de manera cíclica algunas nubes se ponen serias y adoptan -lejos de su aspecto volátil y etéreo- una apariencia pesada, amenazante y plomiza que solo puede desembocar en una tromba de agua. Aun así el incansable sol aprovecha cualquier rendija para colarse y colocar una escalera al cielo en forma de rayo por si alguien quiere subir y pasear por encima de la tormenta.

miércoles, 17 de marzo de 2010

EL SACAPUNTAS QUE SURCABA EL ESPACIO PROFUNDO

Esta es mi primera nave espacial. Fue mi hermano Mariano quien me presentó a Flash Gordon, Dale y al Dr.Zarkov en su salsa, o sea en sus viñetas dibujadas por Dan Barry, mis favoritas (las de Alex Raymond, Mac Raboy y Don Moore,  eran demasiado barrocas para mis ojos de cinco años).
Resultado: me enamoré para siempre de Dale y me identifiqué ipsofacto con el Dr. Zarkov de tal manera que  mi aspecto físico (de mayor claro) ha sido siempre bastante similar. Respecto a Flash, no lo hace mal para ser un super héroe aunque, si he de ser sincero, siempre me estorbó un poco, pobre, sobre todo cuando yo estaba con Dale.
Bueno, y ya metidos en harina, este cómic fue el que me dio a conocer las naves espaciales que siempre me han fascinado, de manera que de niño siempre estaba navegando por el espacio con alguna nave-objeto de la Flota Estelar, léase Nave-Imperdible-Enterprise, naves estilizadas en forma de bolígrafo bic, etc, (recuerdo a mis amables lectores que a principios de los sesenta no había tantos juguetes como ahora y mucho menos, naves espaciales, de manera que debíamos ser los propios niños los que utilizando la imaginación -a medias con la empatía que se disfruta a tan tempranas edades y que luego tristemente se pierde-, conseguíamos artilugios divertidísimos) pero la primera de todas fue esta nave-sacapuntas con la que surqué el sistema solar, después atravesé diversas galaxias, e incluso llegué a presenciar cómo atacaban naves en llamas más allá de Orión, también vi Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser.
Mas tarde mi propia imaginación infantil transformó multitud de objetos caseros grandes y pequeños en fabulosas naves intergalácticas con las que escapar de la vida cotidiana para vivir otras vidas sin la incomodidad de la falta de aire, la ingravidez, el frío del espacio profundo, la soledad del astronauta,  navegando siempre con la seguridad de hacerlo en mi propia casa y con alguna que otra galleta a mano, ayudándome de esos laminados y coloridos al tiempo tesoros de papel primorosamente dibujados en cuadraditos a modo de imagen-escena, también llamados "cómics" que disparaban mi imaginación como un cohete.

lunes, 15 de marzo de 2010

LAS OVEJAS QUE SE ESCONDIAN ENTRE LAS ROCAS DEL PANTANO DE MEZALOCHA

Hasta ciento treinta ovejas fotografié el otro día en el pantano de Mezalocha. Al parecer iban a merendar camino de Ayles. Si no es porque llevaba el teleobjetivo ni las veo, porque se confundían con las rocas.

domingo, 14 de marzo de 2010

RECUERDO HOMENAJE A DOLORS

Tres vueltas alrededor de nuestro astro rey, el sol, hemos dado ya desde que nuestra querida Dolors se fue evolucionando a otras esferas para observarnos desde el cielo, mil días en los que su amante compañero Mariano, le ha dedicado mil páginas más en la red, tal fue su compromiso en su momento, de manera que el universo sigue viviendo el amor interdimensional a través de dos personas que jamás podrían separarse de ninguna manera, ni en el espacio ni el tiempo...

sábado, 13 de marzo de 2010

LA VIDA EN EL FONDO DEL PANTANO DE MEZALOCHA

La vida brota en el fondo del pantano seco entre sinuosas curvas sedimentarias de fango acumulado.

SOLEDAD

Aunque parezca mentira no es el señor apoyado en el bastón quien está echando una cabezadita, es el perrito que ya está entrado en años quien está soñando al calor del sol del mes de mayo que conoce a una preciosa perrita faldera.

miércoles, 10 de marzo de 2010

LA NUBE BRUJA

Paseando el otro día por la playa al atardecer encontré este ejemplar de nube bruja que recorría el cielo en busca de alguna pócima.

martes, 9 de marzo de 2010

LA OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA (PANTANO DE MEZALOCHA)

Aquí tenemos a la conocida como la oveja negra de la familia. Suele ser distinta, rara, diferente, tiene gustos dispares con los de su alrededor y eso sí, va siempre de negro. La oveja de la fotografía acabó siendo lo que siempre soñó: una bonita bufanda.

EL ASTRO REY SE DEJA VER

A veces el sol sueña a la hora de la siesta que es un balón y rebota juguetón entre las palmeras dejándose ver entre las nubes tormentosas. Ese es el mejor momento para hacerle una fotografía sin que nos deslumbre.

lunes, 8 de marzo de 2010

TORMENTA AL ATARDECER

Este pequeño grupo de gaviotas que forma parte de este atardecer tormentoso a orillas mediterráneas está deliberando a ver dónde van a cenar. En invierno casi todos los chiringuitos están cerrados.

PERRO DE FUEGO

Así como las nubes gustan de adoptar formas animalescas, en algunas hogueras las llamas también sueñan al volatilizarse que son perros de fuego.

EL GATO CON BOTAS

Este gatito, que pillé in fraganti en la puerta de una zapatería de Comarruga
este pasado fin de semana, es el tatara...nieto del famoso Gato con botas. Por lo visto a fuerza de contar el cuento generación tras generación lo de andar erguidos es ya una tradición familiar.

miércoles, 3 de marzo de 2010

METEOROS DEL ESPACIO PROFUNDO

Esta agrupación de peligrosísimos meteoros gigantes camino de la Tierra fotografiada con el telescopio de Pasadena, son en realidad granitos de sal procedentes del salero de mi cocina.
Están compuestos de cloruro de sodio para los estudiantes, natrium para los lingüistas, sal para las amas de casa y los cocineros y agente hipertensivo para los médicos. Necesario para la vida, algunos animales lo chupan directamente de las piedras, mientras que los seres humanos lo chupan, pero con limón y tequila. Yeeepa...le..

UNA MANTA HECHA DE ESTRELLAS

Tendría yo entre ocho y diez años, algunas noches de verano dormía con mis hermanos Fernando y Jesús en la terraza grande de mi casa, mi hermana Marivi debía ser demasiado pequeña para tamaña aventura. Sacábamos los colchones, las almohadas y las sábanas y nos tumbábamos a mirar las estrellas, las que se movían y las que permanecían inmutables, aunque luego descubrí que se movían, mejor dicho que el que se movía era el planeta Tierra y yo con él. Dormir bajo el cielo en aquellas largas, calurosas y mágicas noches era como ir de excursión y antes de que nos venciera el sueño y después de asombrarnos con el paso de alguna estrella fugaz (con deseo secreto agarrado a su cola y un silencio de algunos segundos mientras lo pensábamos) miraba siempre a la Osa Mayor, que era la que más destacaba en el cielo y me constaba que siempre estaba ahí, pero para mí era un carro y por definición tenía que desplazarse, así que cerraba un ojo y con la punta de mi dedo índice le daba empujoncitos para que empezara a impulsarse, de manera que se iba desplazando por el cielo...hasta que lo detenía alguna flecha o una lanza en forma de fugaz estrella. De pronto y rodeado del silencio y la oscuridad de la noche y ante tanta inmesidad celestial me entraba una mezcla de fragilidad, soledad y un miedo atroz, entonces miraba a ambos lados y me tranquilizaba viendo a mis hermanos ahí junto a mí y me quedaba dormido bajo una manta de estrellas y soñaba que iba en una alfombra mágica sobrevolando el mundo entero.